Febrero en Milán, es un acierto seguro

Todo empieza con amigos que te vienen a ver en el Erasmus. Planes improvisados. Muchas ganas de viajar y de enseñarles parte de la cultura italiana. Y no hablamos solo de la comida (cosa que no paramos de probar). Sino, también, de sus tradiciones, sus costumbres y de un elemento esencial que caracteriza, en concreto, nuestro destino: la moda. Y sí, estamos hablando de Milán, uno de los núcleos más comerciales y nutridos de la moda de alta costura. En esta ciudad cuesta no pecar y comprarte algo. Ediciones limitadas, grandes diseñadores, tejidos, texturas… Todo un escenario de glamour. Pero no solo esto, si quieres saber más continúa leyendo este post.IMG_3905.jpg

Cómo ir

Es un destino bastante fácil al que ir. En tren se tardan unas tres horas, teniendo en cuenta que se encuentra en el norte, está bastante bien conectado con toda Italia. Nosotros, por ejemplo, fuimos desde Roma, como siempre en tren, y sí, en Tren Italo, ida y vuelta por unos 40 euros . Incluso, puedes ir a otros sitios del norte como Turín, Venecia, el Lago di Como o Génova, en Flixbus, la mejor opción si buscas no tardar mucho y gastar poco. Además, para ir a Milán, desde otros países, siempre se encuentran pasajes muy baratos, por ejemplo, con Ryanair, desde España, siempre hay muy buenas ofertas. Y pueden conseguir apartamentos económicos en Booking o Airbnb, pero les recomendamos mucho leer los comentarios.

Nosotros nos quedamos en una habitación de 12 personas ( puede ser o la mejor opción o la peor). En nuestro caso, podría haber sido peor, pero recomendamos si van a compartir, aunque el precio sean más elevado, merece compartir mejor habitaciones de 4 si van en parejas, como nos pasó a nuestro amigo y a mi. Ante todo, fue una experiencia para recordar, estoy segura que Giovanni, mi amigo, aún recuerda los ronquidos, el mal olor y el baño en pésimas condiciones a compartir con todos nuestros compañeros. Así que sin lugar a dudas, si no van un grupo grande, mejor habitaciones pequeñas, o tienes mucha suerte o muy mala suerte, la ruleta rusa de los hostales.

La realidad de Milán es que los pasajes son muy económicos, pero luego, entre las tasas que te cobran por turista (por noche) y la zona, incrementan mucho los precios. Por eso, aconsejamos mirar lo primero el hotel y reservarlo con bastante antelación. Sin embargo, después de la falta de sueño y de olfato por casi 4 días, mereció la pena por lo bonita que es la ciudad y los demás viajes que hicimos. Y también conocimos gente maravillosa junto a los diversos juegos de “¿adivina con quién dormiremos hoy?” “¿quién roncará más?” o nuestro favorito “¿ adivina la nacionalidad y tiempo que estará?”.

Información sobre Milán

Es una de las mayores áreas metropolitanas que encontramos en Italia, siendo así, también, una de las ciudades más pobladas. Pertenece a la regióIMG_4165.jpgn de Lombardía, norte de Italia, junto a Mantua, Lodi, Lecco, Bérgamo, Como, etc. Milán está compuesta por grandes rascacielos, de los cuales destaca sobre todo el célebre rascacielos Pirelli (construido en 1959). Además de ser conocida como la ciudad de la moda, contiene un amplio patrimonio artístico, de los más grandes de Europa. En este se ubican los cientos de iglesias o museos como la Pinacoteca de Brera (fundada 1809 por Napoleón Bonaparte). Al igual que la pintura mural de “La Última cena” de Leonardo da Vinci.

En el ámbito cultural es imprescindible visitar:

  • La Catedral, Duomo di Milano, “domus dei” de estilo gótico. Una maravilla arquitectónica que te dejará con la boca abierta. Quizás uno de los monumentos más bonitos de Milán (para nuestro gusto).
  • La Galería Vittorio Emanuele II, la más grande de Italia, ya que encontramos otras galerías semejantes en Nápoles, Génova o Roma. Está compuestas por bóvedas en forma de cruz latina y repleta de los mejores comercios y cafeterías de la ciudad
  • La Plaza Mercantil, un recuerdo que se conserva en la actualidad del Medioevo.
  • El Teatro alla Scala, una de las óperas más grandes del mundo y escenario de representaciones de Giuseppe Verdi, Vicenzo Bellini o Giocchino Rossini.
  • La Via Manzoni, via Montenapoleone y la vía del Gesù.
  • El monasterio de Santa María de las Gracias, del 1463 iniciada por Giovanni Solari en 1463 y cambiada en el 1492 por Donato Bramante.
  • El Castillo Sforzesco de la segunda mitad del siglo XIV.
  • San Ambrosio.
  • El Cementerio Monumental.
  • El antiguo Ospedale Maggiore.
  • Los rascacielos.
  • El Parque della Vettabbia.
  • El Parque Sempione

Y tranquilos, si les parece poco, aquí le dejamos a nuestros compañeros los Traveleros y a Sitios Históricos que les dejan aquí otras curiosidades que tienen que ver si o si.

Ahora del dejaremos un par de páginas para poder comer bueno, bonito y barato. Y también, para conocer un poco mejor la cultura gastronómica de Milán.

Pero sin lugar a dudas uno de nuestros descubrimientos fueron los Panzerotti Luini, riquísimos, baratos y de los cuales repetirás una y otra vez. Nosotros los comimos dos días y, nos faltó un día más para poder repetir, que rico. Ya saben, nunca paren de viajar, de querer conocer cada día algo nuevo, de descubrir, de perderse y a la vez de encontrarse a si mismo. Ya saben que si quieren participar en Never Unpack es muy fácil, solo manden un mensaje o contacten por cualquiera de nuestras redes sociales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

One response to “Febrero en Milán, es un acierto seguro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s